viernes, 26 de febrero de 2016


A partir de la terminación de la palabra anorexia, se han formado en español voces como ortorexia, ‘obsesión por controlar la calidad de los alimentos que se consumen’; vigorexia, ‘trastorno del comportamiento que se caracteriza por la obsesión de conseguir un cuerpo musculoso’; tanorexia, ‘adicción al bronceado’; ebriorexia, ‘rechazo a la alimentación para compensar las calorías que aporta el alcohol’, o megarexia, ‘trastorno de las personas obesas que no se ven como tales y no se alimentan adecuadamente’.

Pese a no figurar en el Diccionario académico, estas voces pueden considerarse válidas, ya que por su morfología y sentido son respetuosas con las reglas del español. Además, algunas de ellas, como ortorexia y vigorexia, ya están recogidas en diccionarios de uso como el Vox y o el de Seco, Andrés y Ramos. (Fundéu).

No hay comentarios: