martes, 4 de febrero de 2014

PORQUE somos como troncos de árboles en la nieve. Aparentemente, solo están apoyados en la superficie, y con un pequeño empujón se los desplazaría. No, es imposible, porque están firmemente unidos a la tierra. Pero cuidado, también esto es pura apariencia. (Franz Kafka, Contemplación).

No hay comentarios: