domingo, 15 de enero de 2012



‎"En términos generales, asusta pensar que pueda eliminarse el aprendizaje de una ciudadanía democrática y de los derechos humanos, piedra angular de una educación que “permita dirigir con sentido la propia vida” y actuar en virtud de la reflexiones personales.

Y que se siga creyendo que la “autoridad” del docente se eleva con la altura de la tarima… cuando la realidad es exactamente la contraria: la autoridad del maestro aumenta cuando “desciende” hasta el estudiante, cuando lo conoce bien y “personaliza” en toda la medida de lo posible la enseñanza". Federico Mayor Zaragoza.

No hay comentarios: