lunes, 30 de agosto de 2010





“Mi Hacedor”

Al fin le vi. Airado, 
grité mi desconsuelo:

Un Dios, tan indolente, 
que deja su destino
en manos del Azar.
(Francisco Brines)

No hay comentarios: