miércoles, 23 de febrero de 2011

Generación quemada

La novela de Kirmen Uribe y, concretamente, su alusión a David Foster Wallace, me ha recordado una antología de autores norteamericanos que resultará muy interesante para quien quiera acercarse a los narradores más actuales y a los estilos más innovadores.
letraslibres.com
Generación quemada recoge cuentos muy diversos, pero con un punto en común: la tristeza, el regusto amargo que queda tras su lectura. Y es precisamente un cuento de Foster Wallace, "Encarnación de una generación quemada", el que da título al libro. Es la metáfora estremecedora de la desesperación de un grupo generacional que no sabe a dónde va. El otro hilo conductor es la publicidad, el mundo falso que nos ha invadido, que ha ocupado todo. El primer cuento lo explica muy bien, "¡Sé hablar!", un remedo perfecto del lenguaje de la mercadotecnia. Es el tema también de "Una verdadera muñeca" (de A. M. Homes). La protagonista de este cuento es una Barbie difícil de olvidar. También "Los centros comerciales invisibles" (Ken Kalfus), que sigue el estilo de Las ciudades invisibles de Italo Calvino, pero en versión actualizada.
La desesperanza es también el tema de "Faith o consejos a una joven que quiere tener éxito" (Amanda Davis), demoledor relato de una joven gorda marcada para siempre por las humillaciones recibidas.
Aparecen también relatos fantásticos como "La rana de las nieves" (Arthur Bradford).
"Test de comprensión" (Myla Goldberg) habla del miedo de los americanos a ser atacados por un negro.  Por último, por señalar algunos de los relatos más destacados, "Manual para puntuar las enfermedades del corazón" (Jonathan Safran) es un relato fantástico sobre incomunicación.
En definitiva, unos cuantos relatos que hablan de grandes jóvenes autores -algunos ya no tanto-, muchos de ellos ya consagrados, y algunos muertos.
Como tantas otras veces, muchas gracias a Jana por descubrir buenos libros.

No hay comentarios: